La noche más corta del año, la noche de San Juan. Esa noche hubo magia y muchos deseos en trocitos de papel. Fuego, sonrisas, amor. Nata y Dani se dijeron que sí, que sí quieren, y que es para siempre. Y es que cuando el amor es de verdad se contagia por todas partes. Gracias por dejarnos contar vuestra historia, gracias por una tarde-noche tan bonita y gracias por demostrar con cariño y pequeños detalles que la vida puede ser maravillosa.

 

VÍDEO BODA


 

 

 

VÍDEO PREBODA


 

 

FOTOGRAFÍA