Esme y André son pura energía positiva, una chispa explosiva cuando se juntan y una mezcla perfecta de ternura y sentido del humor. Un bodorrio cincuenta por ciento portugués y cincuenta por ciento español. Un pequeño pueblo de la meseta vallisoletana, Villalba de los Alcores, plagado de banderines españoles y portugeses, una finca familiar llena de guirnaldas y luces preparada para pasarlo increíble…fue tan mágico que aunque no habían contratado tráiler decidimos regalárselo a modo de agradecimiento por haber recibido un trato tan especial. ¡Obrigado, pareja!

 

VÍDEO BODA